19
Vie, Jul
40 New Articles

Un juez suspendió la orden de aprehensión en contra del “gober precioso” Mario Marín, sin embargo al considerarse la tortura un delito grave, no evitará ser detenido.

México
Tipografía
  • Muy chico Chico Mediano Grande Muy grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La acusación es tortura en agravio de la periodista Lydia Cacho en 2005 y la orden de aprehensión fue ordenada el mes pasado por la magistrada María Selena Suárez, titular del Primer Tribunal Unitario de Quintana Roo.

A la par también se ordenó la aprehensión del  empresario Kamel Nacif; al ex jefe de Ia Policía Judicial de Puebla, Juan Sánchez Moreno y el ex subdirector de mandamientos judiciales, Hugo Adolfo Karam.

La Fiscalía de la República solicitó a la Interpol la detención de Marín.

Esta búsqueda de la Interpol es en más de 190 países.

El fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero informó el mes pasado que desde un tribunal federal se giró la orden de aprehensión  en contra de todas estas personas  por el delito de tortura.

Sobre esto, la periodista Lydia Cacho habría expresado que, “Los tres fueron parte de una red de autores intelectuales de mi tortura. Fui torturada por darle voz  a cientos de niñas y niños que fueron explotados sexualmente en una red de trata en la que traían a gobernadores, senadores, empresarios, para explotar a los menores sexualmente”.