13
Vie, Dic
39 New Articles

Con trasplante de células madre, IMSS cura linfoma y trata otros tipos de cáncer en la sangre

México
Tipografía
  • Muy chico Chico Mediano Grande Muy grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Para beneficio de la población derechohabiente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en la delegación Guanajuato, la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) No. 1, en León,  realiza trasplante de células hematopoyéticas.

Estas son conocidas como células madre porque dan origen a todas las contenidas en la sangre periférica, es decir, permiten la generación de cada uno de los elementos sanguíneos.

“Para obtener este tipo de células se cuenta con diversos tipos de trasplante, aunque por el momento, en la UMAE No. 1 sólo se realiza el de  tipo autólogo, es decir, el donante es el propio paciente, encaminado a cierto tipo de enfermedades específicas. Existen otros trasplantes, como el alogénico, en el que el donador es un hermano compatible, y el haploidéntico en el que el donador puede ser otra persona, no precisamente hermano”, explicó el médico responsable del Programa de Trasplante de Progenitores Hematopoyéticos, de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) No. 1, doctor Guillermo Mendoza Calderón.

El trasplante autólogo es utilizado en pacientes con padecimientos onco hematológicos o cáncer en la sangre, como el mieloma múltiple, linfoma no Hodgkin, y linfoma de Hodgkin,  que son la prioridad, pero se busca que en un futuro se trate a pacientes con enfermedades autoinmunes.

El Programa de Trasplante de Progenitores Hematopoyéticos, es relativamente joven y se han realizado tres procedimientos exitosos: a dos mujeres y un hombre, con 40 años de edad en promedio,  para lo que el especialista Mendoza Calderón fue capacitado en España con apoyo del IMSS.

Este tipo de trasplante, actualmente, por guías internacionales, en este tipo de enfermedades es una categoría I, lo que quiere decir que es el mejor procedimiento a escala mundial porque prolongar la sobrevida de un paciente con mal pronóstico, incluso es curativo, en el caso de linfomas.

El protocolo para realizar un trasplante se lleva a cabo desde el momento en que se diagnostica la enfermedad, por lo que para realizarlo pasan hasta siete meses de estudio, por el seguimiento que se requiere con base en criterios establecidos, además de un año posterior al trasplante.

Resaltó el especialista que la UMAE No. 1 es el quinto centro del IMSS, a escala nacional, que cuenta con este tipo de trasplante y se trabaja de la mano con el Comité de Trasplante de la Unidad, banco de sangre, enfermería oncológica, y otras áreas que hacen posible este beneficio para la población derechohabiente.

 

 

Microsoft Banner
Magarita Banner