13
Mié, Nov
40 New Articles

Mis hijos fueron asesinados de manera brutal”, dijo David Langford, refiriéndose al ataque a los LeBarón que dejó un saldo de 9 personas muertas.

Estados
Tipografía
  • Muy chico Chico Mediano Grande Muy grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

 Su esposa Dawna Ray Langford, de 43 años y sus hijos Trevor de 11 y Rogan de 2 fueron asesinados  durante el ataque de sicarios a las camionetas de la familia LeBarón en  los límites de Chihuahua-Sonora.

Comentó a la agencia AP que su esposa fue una heroína porque les dijo a sus hijos que se escondieran mientras que su vehículo era incendiado en la emboscada.

Y dijo, “Me resulta difícil perdonar . Generalmente soy un hombre misericordioso, pero este tipo de atrocidad  no tiene cabida en una comunidad civilizada”.

“Mis hijos fueron asesinados de manera brutal, y mi amada esposa”, dijo el desolado hombre ante los ataúdes que fueron colocados  en la comunidad de La Mora.

El padre de Dawna, Jay Ray, dijo “Dios se encargará de los malvados”.

Y la hermana menor de Dawna, Amber, de 34 años platicó que  Dawna era una madre devota de sus 13 hijos y ama de casa que le encantaba reir y hornear los mejores pasteles de cumpleaños.

Unas 500 personas de la comunidad se reunieron en el funeral  para despedir a Dawna y sus dos hijos. Todos participaron para cargar los ataúdes que fueron tallados a mano, y que fueron depositados en una sola tumba de gran tamaño en el cementerio de La Mora. 

En cuanto a los sobrevivientes de la masacre, los familiares dijeron que  algunos niños caminaron kilómetros  para llegar a la comunidad, situada a unos 110 kilómetros al sur de la frontera con Arizona.

Cody, también hijo de David Langford resultó herido y se le colocó una placa en la mandíbula. A los demás niños sobrevivientes “les está yendo muy bien” dijeron.

Luego del funeral de Dawna y sus hijos, se llevó a cabo el de Rohnita Miller y cuatro de sus hijos. Los familiares la recuerdan, dijeron, como una mujer de “espíritu inocente y un corazón hermoso”.

Sus hijos, Howard, basquetbolista, su hija Krystal que era “los ojos de su padre”, y los gemelos Titus y Tian, apenas nacidos en el mes de marzo, “dos ángeles perfectos en los primeros momentos preciosos de sus vidas”.

Microsoft Banner
Magarita Banner