20
Vie, Sep
44 New Articles

Él podía ser como quisiera. Era irreverente, era único, grande, polifacético, era simplemente Francisco Toledo. Ayer falleció a la edad de 79 años.

Arte
Tipografía
  • Muy chico Chico Mediano Grande Muy grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Todos los días era noticia. Si había que manifestarse por algo, lo hacía a través del arte, de lo que mejor sabía hacer. Ayer, la familia Toledo anunció de su deceso.

“Con profunda tristeza que el maestro Francisco Toledo ha fallecido. Pedimos respetar nuestro dolor, y la manera en que nuestro padre manejó su intimidad”.

Fue su hija Natalia la primera en dar la triste noticia.

Entre los habitantes de la Séptima Sección de Juchitlán, Oaxaca, lo conocían como Ta Min, ya llevaba varios meses enfermo y se le había dejado de ver en este tiempo.

La causa de su muerte fue un cáncer que le aquejaba desde hace algún tiempo.

Toledo, no sólo era artista, era también un activista que  creaba, gritaba en silencio sobre alguna injusticia, y sobre todo por defender la libertad del arte, de la expresión personal, del derecho de ser respetado a cada ser humano.

Nació en Juchitlán, Oaxaca. Siendo apenas un niño su familia se mudó a Veracruz. Muy joven Toledo conoció a artistas como Rufino Tamayo y José Chávez.

Estudió en la escuela de Artesanía y diseño del INBA, en el DF. Sin cumplir aun los 20 años, su obra fue conocida  por el galerista Antonio Souza, quien llevó sus obras a exponer a la ciudad de México y a Texas. También le hizo algunas recomendaciones para leer: Kafka y Joyce.

A través de sus obras, Toledo siempre se manifestó a favor de defender el patrimonio cultural de los mexicanos, tan vasto, tan colorido, tan importante para él como para todos.

También impulsó los espacios culturales, y en su juchitlán  abrió la Casa de la cultura de Juchitlán, donde  es modelo para los centros regionales que promocionaban el arte contemporáneo y se daban talleres.

Y es precisamente  esta Casa de Juchitlán, que publica en sus redes sociales lo siguiente en relación a la muerte del maestro, “Mi vida ha pasado por muchas etapas. Al principio quería estar ligado a mi comunidad, ahí había mitos orales, tradiciones, cuentos, pensaba que podía  ser el ilustrador d esos mitos. Con el tiempo me fui cargando de más información, visité ciudades y museos, viví en Europa, viaje a España, conocí a Táipes, a Saura… Mi arte es una mezcla de lo que he visto y de otras cosas que no sé de donde vienen. Me han influido el arte primitivo, pero también los locos, los enfermos mentales y sobre todo Rufino Tamayo”: Francisco Toledo.

¡Descanse en Paz, Maestro!

 

Microsoft Banner
Magarita Banner