14
Lun, Oct
27 New Articles

EL poeta, ensayista y escritor, recibirá el reconocimiento, que tiene una dotación de 150 mil dólares, el próximo 30 de noviembre en la inauguración de la Feria Internacional del Libro en Guadalajara.

La portavoz del jurado, Luz Elena Gutiérrez, indicó que el galardón se le otorgó a Huerta por “su dominio y asimilación de las más diversas tradiciones de la modernidad y las vanguardias literarias latinoamericanas y otras lenguas como la francesa y la estadounidense”.

El autor es uno de los referentes de la poesía mexicana contemporánea. Hijo del poeta Efraín Huerta, ha impartido cursos en la Fundación Octavio Paz y la Fundación para las Letras Mexicanas. También ha sido colaborador de diversos periódicos y semanarios mexicanos.

Borges, el escritor que no tuvo limitantes para crear, aun con serios problemas de la vista, la cual terminó perdiendo por completo a los 56 años, escribió y creó hasta el final.

Hoy a 130 años de su natalicio, recordamos quién fue, el argentino de la mirada triste, que sigue vigente y siendo influencia en la literatura hispana.

Jorge Luis Borges nació un 24 de agosto en Argentina, nunca le interesó que alguien escribiera sobre su vida y decía, ¿qué sentido tiene despertar en otro individuo recuerdos que no pertenecieron sino a un tercero?. Es una paradoja evidente”.

Y “Ejecutar  con despreocupación esa paradoja es la inocente voluntad de toda biografía”.

Borges nació con un problema congénito en los ojos, el mismo que padecía su padre, supo desde muy temprana edad que  esta enfermedad le provocaría una ceguera progresiva.

Cuando quedó ciego por completo, en 1955 fue nombrado director de la Biblioteca Nacional en Argentina.

Le gustaba que le leyeran en voz alta y siguió escribiendo. Le dictaba a su esposa María Kodama.

Y esta condición también tuvo alguna influencia en su estilo, pues en cuentos y poemas se volvió una constante donde hablaba de los efectos de la ceguera.

Ya ciego, publicó todavía tres poemarios, tres libros de cuentos y uno de ensayos entre otros. Como él y su padre, varios miembros de su familia se quedaron ciegos.

Nunca le gustó la política, y solía decir, “Yo creo en el individuo, decreo en el Estado”.

Nunca recibió un premio nobel de literatura y uno de los motivos fue porque en 1976 recibió un doctorado honoris causa a manos del presidente Augusto Pinochet.

Le gustaba México y lo llamaba, “un país pintoresco”. Le gustaba la poesía de Ramón López Velarde; entabló conversaciones con Octavio Paz y Elena Poniatowska; y en 1973 conversó también en México con Juan Rulfo.

Borges nunca escribió una novela y una vez le preguntaron eso, “Su respuesta fu, “una, mi incorregible holgazanería, y la otra, el hecho de que como no me tengo mucha confianza, me gusta vigilar lo que escribo, y desde luego, es más fácil vigilar un cuento, en razón de su brevedad, que vigilar una novela”.

Odiaba el futbol, y en una ocasión dijo, “el futbol es popular porque la estupidez es popular. Once jugadores contra los otro once corriendo detrás de una pelota no son especialmente hermosos”.

Al participar en Madrid en la jornada “Un cruce de caminos”, el escritor Mario Vargas Llosa confesó que siempre al empezar a escribir algo nuevo, “Tengo miedo de fracasar, de no terminar la novela; la primera  versión es una lucha contra la inseguridad”.

El premio Nobel de literatura dijo en una conversación con la periodista de la cadena española Ser, Pepa Bueno, que ya está por ahora corrigiendo las pruebas de su novela Tiempos recios, que se va publicar el próximo 8 de octubre.

Se trata de un título que hace referencia a Santa Teresa,  y dijo hay que seguir su ejemplo, “hay que mantener el optimismo en medio del pesimismo reinante”.

Dijo también que en todos los países del mundo hay un problema aún no resuelto, y que mientras se ha progresado de manera extraordinaria “en el mundo de las pantallas”, ese problema sigue: la educación, que se ha quedado desfasada frente al progreso y los avances.

 “La educación se ha quedado atrás y ningún país en el mundo ha sabido resolver la distancia entre la cultura de la imagen y la educación”.

“Esta cuestión, señaló, es muy grave porque la cultura humanística, la que se quedó retrasada, es la que crea el espíritu crítico de la sociedad”.

Habló de una “rivalidad” entre las pantallas y las ideas, “entre las pantallas y los libros que se disputan a nuestros niños y jóvenes, la educación debe ser cpaz de hacer convivir fraternalmente a ambas”.

“No quiero que los libros derroten a las pantallas pero es necesario que ambos coexistan”, comentó.

Recuerda que a sus hijos él les pagaba para que leyera, “si leen una hora les doy una propina y si leen dos, les doy otra”, recordó entre risas, “Corromperlos económicamente fue una forma e engancharlos en los libros”.

Habló también de un rebrote de los nacionalismos, “”Uno de los grandes riesgos del futuro inmediato en todo el mundo, una fuente de violencias”.

“Es un regreso a la tribu, un regreso imposible a una sociedad que jamás existió, a una sociedad homogénea”, pero que “Es un sueño mítico que viene frente a la incertidumbre”.

Y es que los nacionalismos, dijo, están reñidos con la libertad y la democracia, “nunca hubiéramos imaginado que tras las dos terribles guerras mundiales en Europa causadas por el nacionalismo, éste fuera a rebrotar. Quién hubiera podido imaginar el Brexit”.

El cineasta Viko Rodríguez presenta el documental “Sea Trip: odisea para salvar a la vaquita marina”, que busca concientizar sobre la preservación de este mamífero en la comunidad de San Felipe, Baja California.

Ahí, dijo, la comunidad necesita otro ingreso para no depender sólo de la pesca ilegal.

En entrevista con Notimex, Rodríguez, dijo que las redes que utilizan los pescadores, son muy fuertes  y no se pueden romper, es una forma de ayudar, pues al pescar, los pescadores matan a las vaquitas.

Dijo también que el buche de totoaba es muy cotizado en China  junto con la vaquita marina, “Es una especie considerada en mayor peligro de extinción  del planeta; en el golfo de Baja California coexisten dos especies endémicas, la totoaba y la vaquita marina”.

Y es que al convivir juntas, las dos especies  son víctimas de las redes ilegales, y los pescadores lo hacen con redes de enmalle que son muy fuertes, pues atrapan de todo, tiburones, mantarrayas, totoabas, vaquitas, caguamas, “esas redes son de los peores inventos del hombre”, dijo.

Indicó que “El documental estaba basado en murales, me fui enterando de la problemática tomé la decisión de hacer un corto documental donde se mezclara el tema de los murales a favor de la vaquita  y la comunidad de San Felipe, con la explicación de la problemática”.

Dijo que su intención es hacer de San Felipe un destino turístico, como Cozumel, pues es rico en gastronomía  y atractivos.

Y que los locales tengan otro ingreso, “otra forma de hacer su vida, y no dependan sólo de la pesca ilegal”.

Que haya mejores clínicas, hospitales, más oportunidades para todos, más educación, con el apoyo de gobierno .

Rodríguez dijo que la vaquita sólo vive en el alto golfo de California, que es donde se une Baja California con sonora, no viaja, ni migra como las ballenas, es endémica de esa zona.

 

Más artículos...

Microsoft Banner
Magarita Banner