20
Vie, Sep
44 New Articles

Buscan activistas que humanos replanteen su relación con los animales; esterilizarlos, acción responsable

Opinión
Tipografía
  • Muy chico Chico Mediano Grande Muy grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Martha Sila, publicado en www.poplab.mx

Exhortan a los ciudadanos a tomar conciencia al elegir tener una mascota; a los gobiernos les exigen cumplir reglamentos y actualizar leyes, para que los animales sean considerados "seres sintientes"

Video y Fotos: Juan José Plascencia

 

Los Rodríguez (nombre ficticio) no sabían nada de derechos de los animales, ni de marchas, ni de activismo. Si no es que su perro "Simba" se les perdió por tres semanas, la rutina de esta familia leonesa seguiría apacible. Fue gracias a una rescatista que lo encontraron y por ella se adentraron en el tema del cuidado de los animales de compañía.

Adela Rodríguez mencionó que aunque en un principio denunció a su vecina por utilizar a su vieja perra para parir y vender cachorros, además de traerla en la calle, sin cuidados, posteriormente se acercó y platicó con la dueña para sensibilizarla, cosa que logró. Ahora están por esterilizar al animal y que tenga una vida más digna. "Yo la hice entender que la perrita ya no estaba para eso".

La dueña de dos sonrientes canes participó hace unos días en una marcha por los derechos de los animales en León, donde dijo que el primer paso para acabar con el problema del maltrato es hablar con los dueños para que como ella, tomen conciencia de los cuidados que requieren los perros, mascotas y el resto de los animales.

Sin quererlo, sin darse cuenta, Adela y su familia se convirtieron en activistas por los derechos de los animales.

 

Simba y su "hermano". Foto: Martha Silva

 

Como ella, cientos de ciudadanos, en León, Guanajuato, y otras ciudades, invierten tiempo, dinero y esfuerzo en rescatar perros, gatos y otros animales, de condiciones que los ponen en riesgo, lo que conlleva a un desgaste físico y emocional en estas personas, pues su loable valor llega a ser abrumadora.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía calcula que hay 18 millones de perros en el país, de los cuales sólo el 30 por ciento tiene dueño, mientras que el resto se encuentra en las calles por abandono directo o resultado de la procreación de los animales desamparados. En León, la Dirección de Salud Municipal aseguró más de 25 mil perros y gatos callejeros entre 2016 y 2018, de ellos sólo mil 341 fueron adoptados, mientras que el resto fue sacrificado.

Por ello, más que nunca surge la necesidad de unir esfuerzos, entre asociaciones civiles y ciudadanos de a pie, para urgir a las autoridades de los tres niveles para que apliquen la ley y sus reglamentos, y en caso necesario, la actualicen; en este punto hay un consenso: exigen el recononocimiento legal de que los animales son seres sintientes.

Esta exigencia no es solo a las autoridades, va sobre todo para la sociedad, para que deje de considerar objetos, "regalos" o "herramientas de trabajo" a los animales, tanto los silvestres como los de compañía e incluso, a los de carga. "Ellos sienten, como nosotros".

Rescatistas, abrumados

La labor de un rescatista de animales es agotadora, pero muy satisfactoria. Así lo revelaron los testimonios de varias personas que desde hace años se encargan de salvar la vida e integridad de cientos, quizá miles de animales.

Mientras la labor de algunos es inmediata, como levantar y llevar al veterinario a un perro atropellado, otros buscan "exponer, evitar y corregir las amenazas de un sistema económico, político, social y cultural que cosifica a los animales no humanos" (objetivo de asociaciones como la Fundación Animare).

 

Alex, un empleado de Fundación Animare, con uno de los perros rescatados. Foto: Juan José Plascencia

 

Activistas como Érika Alcocer Zúñiga, quien reside en Guanajuato capital, menciona que en el gremio muchos de ellos se conocen, pero aunque no todos son amigos, todos encuentran espacios donde coincidir para combatir una preocupación que comparten. Y aunque sí hay gente interesada que consigue llegar al gobierno con sus propuestas, muchas de estas terminan en negociaciones con aquello que sí le conviene aplicar a la autoridad, "te concedo esto pero esto otro no pasará", caso específico de la tauromaquia.

También mencionó que muchos avances en el tema del medio ambiente y los animales depende de la agenda política, más si son elecciones, entonces sí se tiene toda la atención, pero una vez que arriban al poder, todo lo demás es más importante.

Margarita López Mondragón, antropóloga social, se mostró reacia a que los activistas se acerquen a los gobiernos, ya que muchas veces éstos utilizan foros y mesas para "jalarlos" a sus filas y así, cooptarlos y desarticular el movimiento animalista, que en estos momentos ha cobrado fuerza para denunciar la violencia y el maltrato que hay contra los seres no humanos.

Este movimiento lleva un fuerte cuestionamiento al estilo de vida de nuestras sociedades, junto con el cambio climático, emergencias que se anunciaban como un cuento de ciencia ficción, pero que ahora están trastocando nuestra vida diaria.

La activista denunció que cada vez más personas toman conciencia de que los animales son torturados, maltratados, violados, quemados y muchos, por millones, mueren descuartizados, electrocutados, en medio de la extinción de miles de especies, con una repercusión en nuestro medio ambiente. "El mensaje que le enviamos a las nuevas generaciones es de destrucción, lo que se refleja en el tipo de sociedad que somos".

Por ello, urgió a cambiar la moral de ciudades como León (un territorio más conservador, católico y que basa su economía en la piel), ya que "los animales no pueden defenderse", especialmente frente al sadismo infantil y adolescente.

 

Muchos animales abandonados nunca son adoptados y envejecen y mueren en los albergues, si es que no son sacrificados antes.

 

Por su parte, Beatriz San Vicente, fundadora del albergue leonés Huellitas en corazón, llamó a la población a tomar conciencia de la responsabildiad que implica tener una mascota, pues no son un juguete, no son algo que se pueda desechar porque ya aburrió o porque se cambia la gente de casa... Mencionó la urgencia de esterilizarlos cuando antes para evitar más animales abandonados o en la calle.

Su cuidado "es nuestra responsabilidad, ya que ellos no pueden hacerlo por sí mismos".

La animalista comentó que en esta labor de rescate colaboran con las autoridades, ya que aunque es una cuestión de ética, también es un asunto de salud pública, donde todos los esfuerzos ha quedado rebasados, pues los reglamentos y leyes no están bien estipulados y la gran mayoría de las veces no se aplican.

"Aunque ahora hay un poco más de conciencia y habemos grupos que trabajos arduamente" por el bienestar, en este caso, de los perros, sus derechos no están reconocidos, ni están claramente expuestos las obligaciones y las responsabilidades.

Más allá de un castigo a los infractores o dueños negligentes, San Vicente urgió a que haya una toma de conciencia de lo que significa ser responsable de un animal, que requiere comida, cuidados médicos, un lugar adecuado dónde vivir, e incluso, deben pasar a formar parte de la familia.

Derechos y obligaciones

 

Iguano Mayor asegura que su vida se ha transformado para bien desde que unió al voluntariado animalista. Foto: cortesía

 

El maltrato animal todavía no es bien identificado por la mayoría de las personas, dijo Francisco Javier de León, conocido como "Iguano Mayor", pues se cree que este va forzamente vinculado con golpes, con sangre, que el animal esté en los huesos o que tenga la piel dañada. Sin embargo, "un niño que está en contacto con un cachorro, y lo agarra (bruscamente)" le está dando un daño, ese es un ejemplo; otro es "el ignorarlos", eso es maltrato psicológico, ya que los animales de compañía están hechos para participar en la rutina diaria de las familias.

Este argumento lo apoyan organizaciones a nivel internacional como Humane Society International - México, que afirma que "es de suma importancia que nuestros animales de compañía aprendan a socializar desde temprana edad, esto ayudará a prevenir problemas de conducta, a mejorar la capacidad de adaptación del perro con el humano y a mejorar la calidad de vida del perro. Al igual que los niños, necesitan de rutinas para sentirse seguros: saber cuál es la hora de comer, de pasear, de descansar o cuándo van a quedarse solos, es primordial para evitar la ansiedad y el nerviosismo".

 

"Si tú no tienes la capacidad para distinguir el maltrato en los animales, ¿tendremos la capacidad para distinguir el maltrato en los humanos?", cuestionó el Iguano Mayor.

 

Ahora, es importante que el mensaje llegue no para provocar más violencia (contra los dueños neglientes o los agresores) sino para cambiar esa dinámica. Y el camino, dijo el activista, es que haya opciones como canchas para hacer deportes, para pasear, cambiar la cultura de la agresión por la expresión artística y deportiva. Esto repercutiría en bajar todos los niveles de violencia en las ciudades.

 

Esterilización, un acto de amor. Foto: Juan José Plascencia.

 

Carolina Barreiros, voluntaria en "Huellitas en el corazón" habló de cambiar la forma en cómo vemos a nuestros animales de compañía. Por ejemplo, en los múltiples beneficios que hay al esterilizar a los perros, una práctica todavía no muy extendida.

Con la esterilización de los perros, los machos dejan de marcar territorio, la orina huele menos y no se escapan detrás de una perrita en celo. En las hembras, se reduce el riesgo de cáncer de mama, que se escape cuando esté en celo, y se elimina posibilidad de infecciones como la piometra o el embarazo psicológico, donde se inflaman las glándulas mamarias sin que la perrita esté embarazada.

Algo similar ocurre en el caso de los gatos, la esterilización es una solución a la gran tasa de fecundidad que tienen, y por lo tanto, salvarlos de enfermedades y conductas que pueden llegar a ser indeseables, lo que orilla a muchos dueños irresponsables a abandonarlos.

Esperanza en la educación y en el Consejo Consultivo

Olga Beatriz Lozano, directora de la Fundación Animare, mencionó las esperanzas que hay en que el Consejo Consultivo para la Protección de Animales del Municipio de León, recientemente renovado, comience a dar mayores resultados, esto sobre todo, a través de la sensibilización de funcionarios.

Como integrante del consejo, en el que participan otras organizaciones civiles, así como funcionarios municipales del CCBA, Salud, Comercio y Consumo, Zoológico de León, así como la Universidad de la Salle Bajío y el Colegio de Veterinarios, reconoce que dicho organismo es únicamente de caracter consultivo (es decir, propone, analiza y opina) sobre acciones de política pública para solucionar el maltrato y abandono de animales.

 

Beatriz Lozano. Foto: Juan José Plascencia

 

"Sin consejo y con consejo" es algo que hemos hechos y seguiremos haciendo, dijo Lozano, "el objetivo es que en un momento dado no tengamos que estar las asociaciones civiles detrás para que se hagan ciertos trabajos", que no dependa de "picar piedra" con la llegada de cada administración, sino que haya planes de trabajo ya establecidos para no tener que empezar desde cero cada tres años, como un programa de ciudad.

Como una de los fundadores de Animare, Beatriz dijo que también tiene sus esperanzas puestas en la educación, en la labor que se puede hacer a través de las escuelas, para que se conviertan en puntos de apoyo, para promover de manera cotidiana los valores y el respeto a todas las formas de vida.

En eso hizo incapié: el trabajo diario. Ser conscientes de lo que implicar ser responsables de otro ser. Como rescatistas "no queremos que todos tengan un animal de compañía en su casa, al contrario, que lo tenga quien lo puede cuidar, quien lo puede respetar. Quien no, que no lo tenga".

¿Cómo denunciar el maltrato animal?

Se puede hacer a través de la plataforma del 072, vía telefónica o por escrito, con atención al Centro de Control y Bienestar Animal de León, CCBA, ubicado en Río Verde 243, La Luz, Tel. 477 770 2991.

Tras el reporte ciudadano, los veterinarios acuden al lugar a verificar y levantar el acta correspondiente.

Sin embargo, solo el 30% de los reportes puede calificar como maltrato, el resto se tipifica como "problemas entre vecinos". Tras verificar el maltrato animal, se aplica una multa o se resguarda al animal.

Critican iniciativa de Morena: "Es antibienestar"

Grupos animalistas de varias partes del país salieron a las calles el pasado domingo 25 de agosto para protestar por los términos en los que se planteó una iniciativa de la Ley General de Bienestar Animal promovida desde el pasado abril por diputados federales del Grupo Parlamentario de Morena. En ella se les otorga tratamientos disímiles: si bien se reconoce a las especies animales como seres vivos sintientes también lo hace como bienes susceptibles de apropiación.

Este último punto es el que ha sido duramente criticado por ambientalistas, pues la iniciativa plantea no desconocer "una realidad imperante: la de la importancia de su aprovechamiento en ámbitos como el de la investigación científica, enseñanza, actividades productivas, así como para su consumo y el de sus derivados", o sea, el uso de animales en todos estos campos, lo que en opinión de los defensores es un retroceso en la legislación.

Los Rodríguez, la familia leonesa que pudo recuperar a su querido "Simba", acudió con este y su otro perro a la manifestación que partió esa mañana del Arco de la Calzada rumbo a la fuente de los Leones, en el centro de la ciudad. Ahí, junto con integrantes de varias asociaciones, gritaron consignas contra el maltrato animal.

 

Foto: Martha Silva

 

A nivel legislativo, el pasado 5 de septiembre el Pleno del Senado aprobó una reforma para garantizar el trato digno y respetuoso a los animales domésticos. La iniciativa (promovida por legisladores de Morena) permitirá al Congreso expedir leyes que establezcan la concurrencia del Gobierno Federal, de gobiernos locales y de los municipios en dicha materia.

El tema que también ha recibido especial atención es la tauromaquia. En junio pasado, Movimiento Ciudadano presentó (también en la Cámara Alta) una iniciativa que busca prohibir las conductas de maltrato o acciones que impliquen tortura o matanza en las corridas donde se lidien toros, novillos y, en general, cualquier tipo de bóvido. Actualmente sólo hay ocho países donde se realizan corridas de toros, México es uno de ellos. En el resto del mundo están prohibidas por considerar que es una forma de maltrato hacia los animales. El pasado 5 de septiembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió al tema: afirmó que no descartaría una consulta ciudadana para evaluar la prohibición de las corridas de toros a nivel nacional.

 

 

Microsoft Banner
Magarita Banner