27
Jue, Jun
26 New Articles

Trump ataca de nuevo

Opinión
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Luis Murat

“Es fácil para la política de engaño tener éxito en corto tiempo, pero a la larga solo se puede tener éxito si se es capaz de posponer indefinidamente la prueba de su capacidad actual, y esto no lo puede asegurar ni la mñas alta calidad del estadista”. Hans J. Morgenthau

El Canciller Marcelo Ebrard estuvo en Washington para reunirse con el Secretario de Estado, Mike Pompeo; la reunión se canceló dos veces. Algo raro estaba pasando.

Sorpresivamente, sin que nadie lo esperara, “Godzilla” lanzó la tarascada contra México, vomitando amenazas arancelarias que impactaron las bolsas y las monedas de ambos países.

Trump amenazó diciendo: Se aplicarán aranceles del 5% a todos los productos procedentes de México, a partir del próximo 10 de junio y serán vigentes hasta que México detenga el flujo de migración ilegal. Aranceles que se aumentarán mensualmente 5% hasta llegar a un 25%.

¿Que sucedió?, la cuerda de tanto tensarla se rompió. Recuérdese cuando Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación estuvo en la Frontera Sur para constatar la situación.

Se encontró el caos migratorio, deficiente, insalubre, estaciones convertidas en pocilgas, anarquía en las calles, insalubridad extrema, asistencia médica deficiente, cero vacunaciones, a merced de las enfermedades y de los traficantes de personas, aunque obligada por su cargo a declarar: ¡Bienvenidos!

La Secretaria advirtió, que se estaban formando mega caravanas que cruzarían México rumbo a Estados Unidos. Así sucedió, incluso, la Frontera Sur del país fue arrasada por las masas de migrantes desesperados por el calor, el hambre y la angustia de estar en el limbo deambulando y durmiendo en las calles.

Ante la miseria humana que se padece en el sur del país, oficialmente se presentó una cara cargada de demagogia y populismo e instando a los migrantes a venir a México.

De esta forma, el gobierno mexicano fue colocándose en una posición política bilateral indecisa, en tiempos en que prevalecen la inseguridad, la violencia, el crimen, la desconfianza económica, y un panorama político que no se aclara entre los que se fueron y los que llegaron, y que se debate en “cacería de brujas”.

Ante un panorama de caos e impotente para establecer el orden y el control de la Frontera Sur, el gobierno mexicano continuó el laissez faire, laissez passer (dejar hacer, dejar pasar) de la situación. Poco se hizo, y la Frontera Sur fue rebasada por las mega caravanas.

La cuerda se tensó y se rompió, mil 39 migrantes cruzaron la Frontera Norte invadiendo territorio de Estados Unidos. Por lo que Presidente Trump aprovechó “su circunstancia” para sumar votos a favor de su candidatura, la cual se anunciará el 18 de junio en Orlando, Florida, subrayando que pondrá fin a la situación migratoria que amenaza la seguridad nacional, fijando un plazo de 10 días para que el gobierno mexicano la detenga definitivamente o cumplirá la aplicación de las medidas arancelarias.

Si se cumplen las amenazas es que, en efecto se llegó al límite de la capacidad migratoria y de la resistencia del sistema de seguridad fronteriza de Estados Unidos, y no vale la pena rasgarse las vestiduras ni lanzarse desde el balcón de Palacio Nacional invocando a los héroes “que nos dieron patria”, toda vez que el cañonazo fue directo al corazón e hizo su devastador efecto.

Por otro lado, si los negociadores mexicanos ganan tiempo cabildeando y calculando los efectos de las reacciones económicas y políticas en ambos países, llegará el 18 de junio cuando Trump lance su candidatura.

En ese momento, el balance de lo que ha sucedido en 15 días permitirá situarse en un estadio más claro, a fin de tomar decisiones con seguridad y pragmatismo, sin discursos históricos que a “Godzilla” le importan un bledo.

Lo que es seguro es que Trump hará todo lo que este a su alcance para reelegirse, incluso, el envío de tropas estadounidenses a Guatemala. 80 agentes expertos en Seguridad Nacional ya están en ese país, en acuerdo con el Presidente Jimmy Morales.

Una vez impuesto militarmente el orden, Trump corregirá diciendo que México es un vecino maravilloso al que se le demostró como se pone fin al caos.

Pero antes presionará, amenazará, fintará, y propondrá un Quid Pro Quo, que ponga fin a las caravanas migratorias para restablecer el orden, respaldado por el control físico y absoluto del Gobierno Mexicano sobre la Frontera Sur capaz de contener las migraciones que reventaron las políticas sociales de dos gobiernos que, irónicamente, fortalecen más las aspiraciones reeleccionistas de quien ya ondea la bandera ¡America First!

@luis_murat

https://www.facebook.com/luisoctaviomurat/