19
Dom, May
53 New Articles

Dos Bocas

Opinión
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Pin It

Luis Murat

“Voy con las riendas tensas y refrenado el vuelo porque no es lo que importa llegar solo ni pronto, sino llegar con todos y a tiempo”. Leon Felipe

El Presidente declaró desierta la invitación a la licitación que se hizo a las “cuatro empresas más importantes del mundo” para que participaran en la construcción de la refinería Dos Bocas.

Agregando, que la refinería va, “me canso ganso”. La construcción estará a cargo de Pemex y la supervisión de la secretaría de Energía. Según cálculos presidenciales, la construcción se llevara tres años y se invertirán 8 mil millones de dólares.

La obra se iniciará el 2 de junio y se terminará en mayo del 2022.

La noticia causó sorpresa, toda vez que el Presidente había apostado a las 4 mejores empresas del mundo para que construyeran en Dos Bocas la obra del sexenio, y de esa forma terminar con la dependencia energética con Estados Unidos.

Lamentablemente las empresas Bechtel, de Estados Unidos, Techint, de Italia, Worley-Parsons, de Australia, rebasaron el tope de precio y el plazo de construcción; en cuanto a la francesa, Technip, dijo que plazo y precio eran imposibles de cumplir, pues 8 mil millones de dólares son insuficientes para la construcción de una refinería de alta capacidad productiva como las 680 refinerías con capacidad de refinación de 95 millones de barriles diarios; el 21.9% de las refinerías son estadounidenses.

Diez son las refinerías más importantes del mundo, siete de ellas ubicadas en la India (en Jamnagar), Corea del Sur, Emiratos Arabes, Singapur y Arabia Saudita, una en Venezuela y dos en Estados Unidos.

En Jamnagar, Jugarat, al oeste de India, está situado el complejo industrial más grande del planeta; refina 124 millones de barriles diarios. Su extensión es de 30 millones de metros cuadrados, fue construida en tres años ocupando a 75 mil personas que trabajaron día y noche para construir, en tiempo récord, la más grande y poderosa refinería del mundo.

Es posible, que el tiempo de construcción de tres años de Jamnagar, haya influenciado al Presidente a calcular, que es posible construir en ese plazo la refinería de Dos Bocas, pero que según los especialistas, de todas formas se llegaría tarde a una industria de refinación plagada de nubarrones y malos augurios, y que tiene corto tiempo de duración (50 años) pues las nuevas tecnologías están dirigiendo al mundo al uso de energías renovables no contaminantes como son la de hidrógeno, la eólica, la solar y la eléctrica.

Cambios que esta surgiendo con rapidez, sobre todo, en la industria automovilística; los casos de la Volkswagen y la Volvo, son evidentes al haber anunciado que sus productos no consumirán gasolinas en breve tiempo.

Si a lo anterior agregamos que llegamos tarde a la industria de la refinación por culpa de todos los que acusó el Presidente ¿Porqué llegar tarde a la producción de las nuevas energías? ¿Porque no invertir los 80 mil millones de dólares en energías renovables no contaminantes, y ser pioneros en estas industrias? ¿Porque llegar tarde otra vez?

Dos bocas va, “me canso ganso”, dijo el Presidente, advirtiendo que Dos Bocas será otra hazaña como la Expropiación Petrolera realizada por el Presidente Lazaro Cárdenas.

Por su parte, Rocío Nahle, comentó que las calificadoras internacionales, refiriéndose a Moody´s, y al embajador de la Union Europea, Klaus Rudischhauser, “no deberían oponerse a la decisión presidencial habiendo intereses políticos”. Afirmación que crispó las opiniones de los inversionistas y calificadoras; ahondando, todavía más, el ambiente de desconfianza e inseguridad que se esta formando en torno a la economía mexicana. Sería conveniente que la secretaria Nahle aclarara a que intereses políticos se refiere.

Entendámonos, lo deseable es que las cosas, planes y proyectos del Ejecutivo se logren por el bien del país. Sin embargo, los grades retos implican riesgos que, en ocasiones, vale la pena correr, y en otras, lo prudente y lo acertado es corregir decisiones para re-orientar el rumbo, pues a estas alturas las equivocaciones no se justifican, sobre todo, cuando la opinión pública no esta satisfecha con la cancelación de la obra del Aeropuerto de Texcoco, la incertidumbre en el proyecto de Santa Lucía y en el caso de Dos Bocas, pues hasta ahora no se han presentado estudios de factibilidad.

De manera, que los nacionalismos trasnochados no ayudan; no se trata de construir pirámides, sino de hacer negocios productivos a tiempo y forma para no llegar tarde a la reconversión energética que ya asomó la cabeza.

@luis_murat

Pin It