17
Mié, Jul
36 New Articles

“Demasiado blanda”

Opinión
Tipografía
  • Muy chico Chico Mediano Grande Muy grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Luis Murat

“Secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen dejará su posición, y quisiera agradecerle por su servicio....” (“Secretary of Homeland Security Kirstjen Nielsen will be leaving her position, and I would like to thank her for her service....”) Donald J. Trump (via Twitter).

Se inició la purga en el sistema de seguridad de Estados Unidos al renunciar Kirstjen Nielsen, conocida por aplicar linea dura a los migrantes, separando a padres e hijos, y guardar a los menores en jaulas y en albergues inadecuados, y autorizar a los guardias fronterizos a utilizar gas pimienta en las aprehensiones de migrantes.

No obstante, la conducta de Nielsen no fue la adecuada, a juicio del Presidente Trump, al no asegurar la frontera sur ni aplicar requisitos más estrictos en el sistema migratorio.

El aumento de emigrantes a Estados Unidos propició cambios de reglas y requisitos, al grado de optar por la emergencia nacional y amenazar a México con cerrar la “maldita” frontera, además de calificarlo de tolerante por no aplicar sistemas de seguridad efectivos e impedir el éxodo masivo de emigrantes.

Sin guardar el orden en el tránsito fronterizo y perdido el control de su frontera sur, México contribuyó al crecimiento de la corrupción de autoridades, coyotes y tratantes de blancas.

Según Mr. Trump la frontera sur de México se convirtió en un problema bilateral delicado como lo prueba el aumento de tono de sus amenazas y ofensas contra nuestro país.

Hubo necesidad de enviar a Jared Kushner a la Ciudad de México, asesor senior del Presidente Trump, para entrevistarse con el canciller Marcelo Ebrard y el Presidente López Obrador, a fin de tomar decisiones urgentes al respecto.

El resultado fue que las amenazas de Mr. Trump bajaron de tono y se aplicaron parcialmente. El cruce de fronteras se hizo lento, al grado de retrasar hasta 4 horas por persona y automóvil en los cruces fronterizos Tijuana-San Isidro y Ciudad Juarez-El Paso, deteniendo con ello la entrega de mercancías; la llegada a las sitios de trabajo, escuelas; consultas médicas, y todo lo que es básico y necesario en la vida diaria de las fronteras más transitadas del mundo.

Cabe mencionar que Nielsen viajaba con frecuencia a Centroamérica, a fin de lograr acuerdos, pero los resultados obtenidos no fueron del agrado del presidente Trump, sobre todo, en lo que se refiere a las leyes de asilo, que no impiden a los centroamericanos ingresar a Estados Unidos.

Nielsen ya estaba en la mira de la remoción debido a que se requería de ella más dureza en el desempeño de su trabajo y al no hacerlo, quedó en “el limbo” y bajo la ira de Mr. Trump. Nielsen cayó en desgracia, ya no era útil para los objetivos de Trump y su campaña para la reelección.

“Ya no caben en Estados Unidos”, dijo desde Calexico, Mr. Trump, al mostrar las partes de un muro que presumió como recién construido.

Así que Nielsen no tuvo más opción que renunciar, así lo escribió: “Renuncio al cargo de Secretaria del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de EE.UU. A partir de del 7 de abril del 2019” (data 2018 en su carta de renuncia). “A pesar de nuestro progreso en la reforma de seguridad nacional para una nueva era, he determinado que es el momento adecuado para que me haga a un lado”, concluyó Kirstjen Nielsen, que fue reemplazada por Kevin McAleenan, actual Comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza.

La purga presidencial alcanzó a Randolph Alles, Jefe del Servicio Secreto, y responsable de la seguridad del Presidente. Alles fue sustituido por James Murray.

La remoción fue ordenada por Trump al jefe de gabinete, Mick Mulvaney. Se cree que la purga contra Alles se debió al affaire Yujing Zhang, mujer que se coló al club privado de Trump en Florida, Mar-a-Lago, portadora de varios pasaportes chinos, cuatro celulares, un disco duro, una computadora y un dispositivo con un programa informático “malware”; motivos suficientes por los que fue condenada a 5 años de prisión y 350,000 dólares de multas.

Al respecto, el FBI consideró que se trata de una posible operación de espionaje en la que está involucrada, Cindy Yang, empresaria de una consultoría y fotografiada en compañía del Presidente Trump.

Cambios radicales en la seguridad nacional de Estados Unidos, que seguramente repercutirán en las relaciones bilaterales con México utilizando el TEMEC para hacer presión y obligar al gobierno del Presidente Lopez Obrador a endurecer su política migratoria respecto a Centroamérica.

@luis_murat