17
Vie, Ene
19 New Articles

POLÍTICA EXTERIOR MEXICANA.

Opinión
Tipografía
  • Muy chico Chico Mediano Grande Muy grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Por Vicente Esqueda.

Bien valdría la pena, que el Presidente de México, asuma para este 2020, tener una postura clara y congruente en política exterior, con el objeto de que los demás países del mundo, y por ende los inversionistas y turistas,nos vean con confianza y como una opción seria para invertir su dinero.

México había comenzado a ser un actor político internacional, que participaba activamente en diversos foros; pero López Obrador dejó de asistir y nuestro único papel en el 2019, fue el de otorgar varios millones de dolares a Honduras, Guatemala y el Salvador.

Ese apoyo se originó, ante la amenaza de Estados Unidos, de imponer aranceles a productos mexicanos, si no se frenaba a los migrantes que pasaban por México, por lo que la guardia nacional se convirtió en los hechos, en una extensión de la policía fronteriza norteamericana; con lo que se confirmó el peso de Donald Trump en la vida de nuestro país.

Hace casi un año, en el conflicto de unas elecciones antidemocráticas en Venezuela, México reconoció el gobierno del dictador y violador de derechos humanos, Nicolás Maduro; e ignoró al diputado de oposición Juan Guaidó,  como Presidente encargado, argumentando que no se debía intervenir, y que el respeto al derecho ajeno es la paz.

Ante la renuncia de Evo Morales como Presidente de Bolivia, debido al fraude electoral cometido, se gastó dinero público para traerlo, asilarlo políticamente y permitirle violar tratados internacionales.

Y hace apenas unos días, López Obrador pidió la liberación de Julian Assange, quien creó la página de internet wikileaks donde se filtraron documentos confidenciales, preso en el Reino Unido, y que enfrenta un juicio de extradición por Estados Unidos; pidiendo además que se le deje de torturar, ya que es una causa justa en favor de los derechos humanos del mundo.

 Pero cuando se le preguntó al Presidente, su opinión sobre el conflicto entre Irán y Estados Unidos, señaló que no se metía en eso, porque era política exterior y que eso era distinto.

Más allá de que México, por una cuestión histórica, haya sostenido una política exterior de autodeterminación y no intervención extranjera; hoy los tiempos han cambiado, y si se quiere jugar en las ligas mundiales, es necesario que se acepten los riesgos y se asuman compromisos, porque no se puede opinar un día de una forma, y al día siguiente, en un sentido totalmente contrario.

Microsoft Banner
Magarita Banner