19
Dom, Ene
22 New Articles

Pagan trabajadores corte de subsidios al Centro Fox: al menos 20 despidos; ex presidente se esconde

Opinión
Tipografía
  • Muy chico Chico Mediano Grande Muy grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Verónica Espinosa

Pese a recibir donativos multimillonarios, el espacio del expresidente recorta servicios y 20 trabajadores tras perder los apoyos del gobierno de López Obrador

Entre despidos, escasez de visitantes y escondido de los medios de comunicación, el expresidente Vicente Fox Quesada cierra un año que parece augurarle malos ratos, los que ha sabido sortear desde que concluyó su sexenio en 2006 gracias a las alianzas que supo hacer con sus sucesores del PAN y del PRI, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Con el pretexto de que se han quedado sin el millonario subsidio federal que recibieron durante todos estos años, por lo menos 20 empleados de distintas áreas del Centro Fox habrían sido despedidos, los últimos antes del periodo vacacional decembrino.

También se ha cancelado proveeduría de algunos servicios.

 

Fotos: Verónica Espinosa.

 

Dos distintas fuentes cercanas al centro establecido en lo que fue la Hacienda San Cristóbal, propiedad de la familia Fox Quesada, confirmaron estos despidos.

Personal que se encargaba de las visitas guiadas por el centro –oficialmente denominado Centro de Estudios, Biblioteca y Museo Vicente Fox Quesada, A.C.- fue afectado por este recorte; el más reciente, de 15 empleados, de acuerdo con las dos distintas fuentes.

Incluso, se pudo conocer que a diferencia de años anteriores en que el personal era objeto de un oneroso festejo y recibía obsequios que incluían aparatos de telefonía celular, este año su comida de fin de año, efectuada el martes 17, fue un evento sencillo en el que no hubo regalos.

“Dicen que no tienen dinero… nomás es para taparle el ojo al macho”, fue el comentario de un ex empleado.

La página de internet del centro ofrece la renta de espacios y menús para fiestas y cenas navideñas y de fin de año en las instalaciones, el restaurante (ubicado en el patio del casco de la hacienda) o el hotel, ubicado a un lado, en parte del edificio que fue ampliado hace unos pocos años.

Pero todo el lugar luce desolado.

 

 

En las amplias áreas de la megavelaria, la biblioteca equipada con al menos una docena de computadoras y enormes pantallas, el salón con los escaparates que exhiben los reconocimientos entregados a Vicente Fox y la silla de montar, reina el silencio, sin un visitante.

Las computadoras están apagadas; las pantallas también.

Lo mismo ocurre con las réplicas de la oficina del gabinete y la que tuvo Fox en Los Pinos, que incluye pósters en las ventanas con imágenes simulando los jardines de la exresidencia oficial convertida en museo en el actual sexenio de Andrés Manuel López Obrador.

 

 

Desde el año 2007, cuando todavía ni siquiera terminaba de ser construido y mucho menos comenzaba a operar, y hasta el 2018, el centro recibió más de 450 millones de pesos, de acuerdo con una nota de sinembargo.mx.

Proceso documentó en abril de 2014 que entre 2007 y 2013 el centro recibió unos 230 millones de pesos, incluyendo recursos de programas federales como el Programa de Apoyo a Pequeñas y Medianas Empresas, así como recursos públicos de gobiernos estatales como el de Veracruz, durante el mandato de Fidel Herrera Beltrán.

A eso se suman distintos apoyos en especie, que van desde autobuses y mobiliario hasta licencias para expedir certificaciones en línea.

El miércoles 18, el expresidente Fox fue buscado por la reportera en el centro. Afuera, estaba estacionado el Jeep negro que desde hace años emplea para trasladarse de su cabaña a este lugar o al restaurante.

Otro reportero de un medio local que se encontraba en el lugar se había encontrado minutos antes al cuñado de Fox, Arturo Torres del Valle, quien le confirmó que el ex presidente estaba en el centro, “en una reunión”.

Pero su encargado de comunicación social lo negó.

 

 

“No está, a partir de la próxima semana estará de vacaciones y regresa hasta principios o mediados de enero”, dijo.

-Pero que sí estaba, ¿entonces su cuñado mintió?-

“No sé por qué dijo eso, no sé de la mentira… el expresidente ya no viene este año”, dijo su colaborador.

Al salir, el jeep de Fox ya no estaba.

 

 

¿Pobreza? ¿Dónde?

De 2007 a 2018, la fundación Centro Fox recibió en donativos 452 millones 63 mil 582 pesos. En el mismo periodo, la fundación “Vamos México”, de su esposa, Martha Sahagún Jiménez, cuyas operaciones se iniciaron en 2001, tuvo 131 millones 813 mil 240 pesos, según los reportes de donatarias autorizadas que revisó SinEmbargo.

Es decir, el matrimonio que alguna vez fue llamado “la pareja presidencial” -a petición de Fox– recibió en poco más de una década 583 millones 876 mil 822, a un ritmo de 37 millones 671 mil 965 pesos por año en el Centro Fox y 10 millones 984 mil 436 pesos en “Vamos México”.

LOS INGRESOS DE
LOS FOX-SAHAGÚN 

 
 
2008
 
  Centro de Estudios, Biblioteca y Museo Vicente Fox Quesada Vamos México
Efectivo / Nacionales 31,315,231 1,695,400
Efectivo / Extranjeros 6,921,932 0
Subtotal 38,237,163 1,695,400
Especie / Nacionales 76,031 1,416,523
Especie / Extranjeros 0 0
Subtotal 76,031 1,416,523
TOTAL 38,313,194 3,111,923

 

TOTAL CON VALORES DE CADA AÑO

455,588,268

 

TOTAL CON VALORES ACTUALIZADOS

583,876,822.51

FUENTE: REPORTES DE DONATARIAS AUTORIZADAS ANTE LA SHCP

 

Microsoft Banner
Magarita Banner