24
Vie, Ene
24 New Articles

Estudiantes marchan en silencio para recordar que la violencia está en las aulas y en las calles

Opinión
Tipografía
  • Muy chico Chico Mediano Grande Muy grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Carmen Pizano, publicado en www.poplab.mx

Tras la marcha del silencio, Luis Felipe Guerrero Agripino ofreció a la comunidad estudiantil un nuevo encuentro con el fiscal Carlos Zamarripa. Diego Sinhue enviaría como representante a Luis Ernesto Ayala

Ante la violencia generalizada en el estado, estudiantes de la Universidad de Guanajuato hicieron un llamado a la sociedad para salir a tomar las calles por unos minutos y exigir la actuación de las autoridades.

La consigna: ¡Guanajuato escucha, ésta es tu lucha!, nunca se había entonado con tanta pasión como lo hicieron estudiantes de la Universidad, mientras familiares de personas desaparecidas hacen su propia búsqueda, cuando los homicidios dolosos se cuentan por decenas, se registran explosiones de artefactos y se localizan fosas clandestinas.

Las calles del centro de Guanajuato lucieron a tope, cientos de personas vestidas de negro las recorrieron en silencio. No hicieron falta los gritos, las consignas, el ruido. En cada inmueble por el que pasan lucen los carteles pegados con las exigencias de una comunidad estudiantil harta de la inseguridad y la violencia.

 

 

El único ruido es el que generan los zapatos al chocar con las frías calles de la capital, vialidades que día a día ven el peregrinar temeroso de los estudiantes al regresar a sus casas tras la jornada educativa.

Hoy el recorrido no es para llegar a un aula donde podrían toparse con un acosador, ahora lo hacen para exigir la salida de quienes han gozado de la impunidad cuando son denunciados.

Con el puño en alto estudiantes, familiares y algunos turistas que al paso se suman a la causa, caminaron hasta llegar a la calle Lascuráin de Retana. El silencio se rompió con el estallido de un: ¡No volverán a tener nuestro silencio!.

 

 

A horas de que inicie el cuarto día de paro estudiantil, la comunidad universitaria volvió a concentrarse, a mostrar el músculo y la unidad de una colmena que sigue en pie de lucha para exigir a las autoridades estatales, universitarias y municipales el freno a la violencia que no es exclusiva del alumnado, sino de la sociedad en general.

Padres de familia se unieron al movimiento estudiantil que al paso de los días toma fuerza, pese a los intentos de autoridades para sabotear al alumnado que desde el día 1 ha buscado un encuentro con las autoridades que les puedan garantizar seguridad, justicia y paz.

 

 

La calle Lascuráin de Retana, donde se ubica el edificio central de la Universidad de Guanajuato, resultó insuficiente para quienes atendieron a la convocatoria que hizo la comunidad estudiantil la tarde del viernes.

Los vestidos largos, tacones, el maquillaje, los trajes y corbatas no fueron pretexto para que quienes celebraban hoy su graduación dejaran de lado la fiesta para unirse a sus compañeros.

A unos metros de la manifestación pacífica, el gobierno municipal promociona la representación de la toma de la Alhóndiga de Granaditas con una raquítica afluencia y una miserable antorcha que no alumbra más allá del metro, no se compara con las llamas de los corazones estudiantiles buscan incendiar una nueva Alhóndiga a la que se enfrentan, abrir las puertas y obtener la paz que les fue arrebatada.

En esta ocasión las calles que tanto atemorizan al alumnado no están en penumbras, no lucen desiertas, con liternas en mano se acompañan en el camino, hoy la colmena se cuida a si misma.

 

 

Ofrece Agripino a estudiantes reunión con Zamarripa y Ayala

Luis Felipe Guerrero Agripino ha dedicado mensajes a través de Twitter, en los que asegura estar dispuesto al diálogo, pero la convicción universitaria es clara: sin los cuatro no hay trato.

Después de la marcha del silencio, el rector general de la UG lanzó una nueva oferta: reunión con la comunidad estudiantil el sábado a las 10 de la mañana en el Teatro Principal, pero ahora el ausente sería el gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, quien enviaría en su representación al secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala Torres.

En el encuentro, Agripino ofrece la asistencia de Carlos Zamarripa, fiscal general del estado, quien no llegó a la convocatoria que lanzó la comunidad estudiantil para el pasado jueves.

 

 

 
Microsoft Banner
Magarita Banner