07
Sáb, Dic
46 New Articles

Ante cerrazón oficial, mujeres claman: ¡el de Daniela no fue suicidio, fue feminicidio!

Opinión
Tipografía
  • Muy chico Chico Mediano Grande Muy grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

POPLAB, publicado en www.popolab.mx

Grupos feministas y estudiantiles convocan a marchas en las ciudades de Guanajuato y León, autoridades descartan su propia primera versión

* Con información de Carmen Pizano y Martha Silva


El asesinato de Ana Daniela Vega González concentró a cientos de mujeres para exigir justicia por el asesinato de la joven de 24 años de edad, estudiante de Biología Experimental de la Universidad de Guanajuato, localizada sin vida al interior de su casa el sábado por la noche.

En Guanajuato capital, ciudad donde residía, alrededor de 500 mujeres con los puños levantados guardaron un minuto de silencio en memoria de Ana Daniela, para luego señalar que las mujeres no son protegidas ni por la Universidad de Guanajuato ni por las autoridades estatales.

“Ni una más, ni una más, ni una asesinada más”, “la UG no me cuida, me cuidan mis hermanas”, “no fue suicidio, fue feminicidio”, “Justicia, justicia” fueron algunas de las consignas que acompañaron la movilización en la capital del estado, a la que se sumaron compañeros y amigos de Ana Daniela.

 

 

De la Alhóndiga de Granaditas partieron esta tarde cientos de personas, en su mayoría estudiantes de la UG, para recorrer en silencio las calles del centro de la ciudad, hasta llegar frente a la presidencia municipal, donde leyeron un manifiesto para exigir que la muerte de Daniela sea investigada como feminicidio.

 

“Estamos cansadas, indignadas, cada vez más enojadas con los acontecimientos tan violentos que vivimos como mujeres en nuestra ciudad. No son justos, no tienen por qué pasar. Hoy alzamos la voz por Daniela, en nuestros, pensamientos, corazones y conciencias, también en nuestras acciones y voces”.

 

Después las consignas siguieron en las escalinatas del Teatro Juárez que quedaron pequeñas para la cantidad de manifestantes.

 

Foto: cortesía

 

A Daniela la asesinaron, concluye necropsia

Familiares de Daniela reportaron su desaparición desde la mañana del sábado, después de que fue vista por última vez el viernes alrededor de las 21:30 horas.

En el relato que compartió su hermano en redes sociales para localizar a la joven estudiante, exponía que no había llegado a su trabajo el día sábado, y la información que tenían era que dos amigos la habían llevado a su departamento, en la zona de Noria Alta.

Tras el reporte de desaparición de Daniela, el cuerpo de la joven fue localizado al interior de su hogar, alrededor de las 23:30 horas del sábado.

En el primer parte policiaco del municipio de Guanajuato se señaló que se había tratado de un suicidio, el cual fue retomado por varios medios de información; sin embargo, en el más reciente parte de la Fiscalía General del Estado se informó que se investigaba el homicidio para dar con los presuntos responsables.

 

Foto: cortesía

 

Luego de dos días, el certificado de defunción señala que a Ana Daniela la asesinaron. La causa fue asfixia por estrangulamiento. El certificado expone que se presume homicidio.

Desde la Fiscalía General del Estado, a través de un comunicado de prensa, se confirmó que sigue la investigación a cargo de un equipo multidisciplinario para esclarecer el asesinato de la joven.

El hermano de Daniela compartió en redes sociales el resultado de la necropsia, además de que agradeció a los movimientos feministas de todo el estado que se sumaron a las movilizaciones.

 

 

“La UG no me cuida”

La movilización a la que convocó la Red de Movimientos Feministas de Guanajuato comenzó en la histórica explanada de la Alhóndiga de Granaditas, donde a una sola voz replicaron el perfomance feminista de origen chileno que sea convertido en un himno de la lucha contra la violencia de género: "Un violador en tu camino".

Las mujeres adaptaron el manifiesto que se ha replicado por todo el mundo a la situación que viven las estudiantes, al señalar directamente a la Universidad de Guanajuato y al rector, de la violencia de género que se padece en la institución.

Al alzar la voz contra las omisiones de la UG, el grito era unísono, porque además son decenas las denuncias que se han presentado en la institución por acoso sexual a profesoras y estudiantes.

 

Foto: cortesía.

 

Fría respuesta institucional

La UG decidió emitir un comunicado de prensa minutos antes de que iniciaran las manifestaciones por el asesinato de Daniela, y lo hizo únicamente para señalar que la joven estuvo inscrita en la Universidad hasta junio pasado.

La directora de Igualdad y Corresponsabilidad Social de la institución, Arminda Balbuena Cisneros, grabó un video en el que leyó el mismo comunicado que fue enviado por la Universidad.

Balbuena ofreció a los familiares "el acompañamiento que requieran para hacer frente a esta pérdida".

Mientras tanto, la respuesta en redes sociales de estudiantes, académicas y sociedad en general fue de rechazo por la tardía y fría respuesta de la institución en la que Daniela estudió y estaba en proceso de titulación.

 

 

Convocan a paro

Por el miedo constante con el que viven, estudiantes de la UG convocaron a paro para el próximo miércoles 4 de diciembre a partir de las 05:30 horas en el edificio central, por la “pasividad de altos mandos no solo universitarios, sino también municipales y estatales, ante las diversas situaciones de injusticia que enfrentamos día con día”.

En el comunicado difundido a través de redes sociales y firmado como “comunidad estudiantil de la Universidad de Guanajuato”, convocan a la toma del edificio central, pero también a parar las actividades en el resto de las sedes.

A los alumnos se les pide vestir de negro para la manifestación pacífica, sin rayones, golpes, gritos o agresiones contra administrativos y/o transeúntes.

“Recuerden que esta protesta será realizada con el fin de unirnos como alumnos y visibilizar nuestro cansancio y enojo por los hechos violentos acontecidos en el estado y en el país”.

En León "No somos todas, nos falta Daniela"

Arde la sangre, se siente cuando pasan gritando a voz de cuello las consignas de las útlimas marchas, pero ahora se sienten más desde las entrañas. Falta una, falta Daniela. Por ella se reunieron en el Arco de la Calzada los grupos feministas de León la tarde de lunes. Hay mucho coraje, mucha indignación, como nunca.

No solo es una menos, son diez menos... cada día.

 

Fotos: Martha Silva

 

Y Daniela tenía toda una vida por delante. Cuestionadas sobre la versión inicial de las autoridades, una de las manifestantes dijo, ¡qué coraje! Y el grupo la secundó: "¡No fui suicidio, fue femicidio!" Es que se quieren lavar las manos, dicen. La Fiscalía, la UG, quieren hacer como que no está pasando nada, pero ahí está, otra estudiante asesinada.

El contingente, compuesto por mujeres y hombres, pero separado, sale en ruidoso orden. Mientras avanzan por la calle Madero hacia la Presidencia Municipal, surgen los curiosos de los negocios, de las casas, de las oficinas.

 

 

Ellas y ellos gritan "¡Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las mujeres en la cara de la gente!", nerviosos, los ciudadanos observan y callan. Algunos, descarados, toman fotos, para el recuerdo.

Entre las cartulinas destaca un pañuelo bordado con la silueta de Daniela. Su sonrisa, su pelo.En otra cartulina aparece dibujada, ahí usa lentes. Esta vez la indignación es general en el contingente. Las más audaces marcan el ritmo con cacerolas, un bote de pintura, hay quien trae la cara tapada, aún así, la marcha y posterior mitin frente a la casa de gobierno, se desarrolla en sin incidentes.

Frente a Superalmacenes La Estrellita agarran aire y gritan "No no no, no me da la gana / ser asesinada por quien dice que me ama". Por que es el Estado, dicen, el causante de tantas muertes y gracias a la indiferencia de la sociedad.

Ya entrando al jardín principal, las punteras realizan una improvisada coreografía de "Un violador en el camino", la consigna chilena que se ha vuelto viral alrededor del mundo.

Un grupo de compradoras, que llegan tarde a la intervención feminista, se cuestionan entre sí qué traen esas estudiantes. Una contesta "ah, es de las mujeres que desaparecen". Ojalá hubiera alguien que le aclarara: no desaparecen, las desaparecen.

 

 

El contingente avanza vigilado y fotografiado por los agentes del orden. Con más ganas gritan "Me cuidan mis amigas / no la Policía". Arriba por fin a la explanada y los manifestantes forman un círculo, leen un breve comunicado y un mensaje de una de las amigas de Daniela.

Entre las pancartas se lee "Los alumnos UG también violan". Esta noche se reunieron unas 200 personas para exigir justicia en su nombre.

Se oye fuerte el coro de un tema conocido ya por todos "Y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía...". Los hombres inconformes han tomado prudente distancia, pero no se van.

Una señora dice que así está bonito que protesten, sin cometer violencia, pero no está de acuerdo con que se tapen la cara. Una manifestante se acerca y dice que al contrario, que debería haber más ruido y haber actos que muevan conciencias, "solo así están hablando de lo que está pasando en las calles". Y menciona que varios policías sin placa se acercaron a tomarles fotos del resto durante el recorrido. "¿Ve por qué nos tapamos? Tenemos miedo de que los policías nos vayan a hacer algo". La anciana se cruza los labios con una cruz, "ni Dios lo mande".

 

 

Un centenar y un poco más de mujeres cierran la manifestación en medio de un abrazo comunitario, en medio de saltos y de gritos. Se siente en el ambiente una sensación agridulce, es una de las manifestaciones feministas más concurridas. Pero el costo ha sido demasiado alto. Nos falta Daniela.

Microsoft Banner
Magarita Banner