09
Lun, Dic
43 New Articles

Un año para no presumir.

Opinión
Tipografía
  • Muy chico Chico Mediano Grande Muy grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Vicente Esqueda

Este 1 de diciembre, se cumplió el primer año de gobierno de López Obrador como presidente de México, y se trata sin lugar a dudas, de uno de muchos cambios, algunos de carácter constitucional, que habrá que revisar luego su beneficio y otros que solo reflejan, una personalidad caprichosa de quien los impulsó.

A pesar de las mútiples promesas de campaña, este Presidente que se dijo preocupado por los más necesitados, no ha logrado que los resultados aterricen, y diversos sectores de la población, comienzan a cambiar su percepción, y lo más preocupante, su esperanza se empieza a esfumar.

En el ámbito económico, no existe nada que festejar; López Obrador reconoció en el evento del zócalo, que no se tiene el crecimiento deseado, ello como consecuencia, de cancelar un proyecto como el aeropuerto de Texcoco, que generó incertidumbre en inversionistas, y se echaron a andar otros proyectos, que no tenían una buena planeación, por lo que en este momento, el riesgo es el de un retroceso económico.

Sobre la seguridad, la cosa se pone peor, porque si se revisan los índices, este 2019 estará terminando, como el año más violento de que se tenga registro, y en temas como el combate al narcotráfico, o al huachicol, seguimos sin conocer, si siquiera existe una estrategia.

Durante este año, el gobierno federal asumió compromisos que no le correspondían, como el de una guardia nacional, que controla el paso de inmigrantes a Estados Unidos, o la bienvenida con bombo y platillo, al expresidente Boliviano Evo Morales, han confundido a gran parte de los mexicanos.

Desaparición del seguro popular, escasez de medicinas, reducción a programas para el campo, reducción a la inversión en infraestructura en diversos estados del país, un combate a la corrupción que ha resultado ser selectivo, puesto que un Manuel Bartlet sigue como si nada;  entre muchos otros temas, llevan 365 días sin una explicación que convenza.

Aunque López Obrador, siga culpando a presidentes anteriores por la situación que atraviesa el país, la realidad obliga a asumir con responsabilidad y capacidad, los retos que se presentan; puesto que ni el mundo, ni Estados Unidos y mucho menos, los más necesitados, quedarán satisfechos sólo con pretextos.

 

 

 

Microsoft Banner
Magarita Banner