10
Mar, Dic
43 New Articles

En impunidad total, sicarios "levantan" a hombre de hospital en J. Rosas y rematan a otro en clínica de Apaseo G.

Opinión
Tipografía
  • Muy chico Chico Mediano Grande Muy grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Edith Domínguez, publicao en www.poplab.mx

Los hechos ocurren en un radio de 45 km, el mismo día en que se realiza un fuerte operativo de agentes estatales y militares; en Celaya, identifican el cuerpo de un policía desaparecido

Ni el "golpe de timón", operativo de la Fiscalía General de Guanajuato contra los grupos delincuenciales en el municipio de Juventino Rosas impidió que sujetos armados irrumpieran en el hospital comunitario de esa ciudad y privaran de la libertad a un paciente que minutos antes había ingresado, mientras que una hora después, un segundo grupo armado ingresó a otro hospital, en Apaseo El Grande, para asesinar a un paciente que minutos antes había ingresado.

En el primer hecho, los delincuentes golpearon a varias personas, ambos grupos, en total impunidad.

En ambos casos los agresores huyeron.

Pero los incidentes violentos en el estado de este día incluyen la identificación de un joven agente de policía en Celaya, Fernado Miranda, como la persona encontrada asesinada hace unos días.

Aunque ambos hechos trascendieron en la prensa hasta este jueves, ocurrieron ayer al final de una jornada particulamente violenta, que incluyó bloqueos por cateos en Juventino Rosas, con automóviles, armas y drogas decomisadas y tres detenidos, actos vandálicos en la casa de la alcaldesa de Cuerámaro, donde la turba incendió la del padre de un presunto multihomicida imprudencial, mientras que en Salamanca balearon un condominio y "levantaron" a un hombre, que apareció asesinado horas después. Un auténtico Miércoles negro.

En las narices del "timón"

 

Foto: Google Street View

 

Mientras se realizaba el operativo conjunto de la Fiscalía General de Guanajuato y el Ejército Mexicano en Juventino Rosas, civiles armados burlaron la vigilancia que permanecía en el municipio y a las 21:15 horas del miércoles, mismo día del vistoso operativo, al menos ocho hombres armados arribaron en una camioneta tipo van de color obscuro, una camioneta tornado en color blanca y un vehículo rojo al hospital comunitario, donde amagaron a los vigilantes de seguridad privada que resguardaban la zona e ingresaron hasta el área de urgencias.

En presencia de familiares de los pacientes y el personal médico, privaron de la libertad a un hombre identificado como Alfonso de 25 años, que una hora antes había ingresado al nosocomio por heridas de arma de fuego junto con un segundo paciente quien también recibía atención médica, pero este solo fue golpeado; al hombre sí se llevaron. No hay rastro suyo.

Las dos víctimas resultaron heridas una hora antes en hechos ocurridos en la calle Francisco I. Madero esquina con Aquiles Serdán, donde sujetos armados (se ignora si fueron los mismos) los atacaron a balazos. En la zona se decomisaron dos vehículos con varias armas de fuego cortas.

Impunidad en Apaseo El Grande

A las 22:00 horas de esa misma noche, hombres armados ingresaron al hospital comunitario de este municipio y asesinaron a Óscar en la misma camilla en la que era atendido. La víctima unos minutos antes había ingresado al nosocomio con heridas de arma de fuego. En el lugar también se encontraban enfermeras y doctores que atendían al lesionado.

Luego escaparon sin rumbo conocido.

En Celaya, encuentran asesinado a policía desaparecido

Celaya ha sido uno de los municipios más golpeados por la inseguridad en el último año, al igual que su corporación de seguridad pública, con las ejecuciones y privaciones de la libertad de sus policías.

Este día, fue identificado un elemento de la Policía Municipal que había sido reportado como desaparecido y que días atrás fue encontrado sin vida.

 

 

El cuerpo del agente Fernando Miranda Razo fue localizado el 25 de noviembre en el río Laja entre los límites de Celaya y Cortazar, es decir, cinco días después de que fue reportado como “desaparecido”. La última vez que se le vio con vida fue la madrugada del domingo 10 de noviembre, cuando Fernando asistió un centro nocturno, un amigo lo acompañó y lo dejó en ese lugar.

El automóvil Jetta modelo 2012 de color negro con vidrios polarizados sin placas de circulación en el que viajaba Fernando no ha sido localizado.

Fernando tenía 29 años, era soltero, vivía con su padre y hermanos. Además cursaba el cuarto trimestre de la carretera de Administración de empresas en la Unideg.

En tres meses alrededor de 17 cuerpos han sido localizados en el Río Laja, en julio y agosto se localizaron al menos 14, en el mes de septiembre se reportó el hallazgo de dos cuerpos y el pasado 26 de este mes el cuerpo de Fernando fue localizado. En su mayoría, los cuerpos han aparecido en estado de descomposición, algunos envueltos en bolsas de plástico y con huellas de violencia.

El oficial hoy occiso recibió una recomendación por Derechos Humanos en 2017 por una detención arbritaria, después de que un civil grabó en su celular cuando dos mujeres policías revisaban a dos de sus amigos que se encontraban en la puerta de su casa, al grabarlos con su celular y cuestionar por qué los revisaban, un agente se le acercó, lo jaló y lo azotó en la puerta de la patrulla, luego dos policías lo esposaron y lo subieron a la patrulla, deteniéndolo.

 

 

Triste hallazgo para la corporación celayense

En el municipio de Celaya aún hay dos policías municipales desaparecidos: la oficial Julia Sierra Galván, a quien hace 7 meses se le perdió el rastro cuando se dirigía de su casa al trabajo, y el oficial Alejandro Vázquez, quien en el mes de septiembre fue privado de su libertad por hombres armados que se lo llevaron de las puertas del relleno sanitario de Tinajitas que resguardaba. Hasta este momento se desconoce el paradero de los dos.

En tanto que las agresiones contra los elementos no cesan.

Fueron armas de alto poder las utilizadas para atacar a José Carlos Ramos Ramos, entonces director de policía municipal y a sus escoltas, el pasado 15 de noviembre. Más de 320 casquillos dejaron como “coladera” la camioneta del funcionario quien resultó ileso, pues el vehículo tenía medio blindaje, el ataque lo obligó a renunciar al cargo una semana después.

Hasta ahora no hay detenidos por este ataque y el cargo sigue acéfalo, pues la alcaldesa Elvira Paniagua sigue revisando los currículos.

A finales del mes de septiembre asesinaron a Sergio Morales Casas, comandante de la dirección de Policía Municipal de Celaya, cuando circulaba abordo de su camioneta Ford Rangel de color naranja con negro sobre la avenida Tecnológico, el agente tenía 25 años de servicio.

Actualmente el secretario de Seguridad es el originario de Irapuato, Juan José González González, quien ha brincado de un municipio a otro con el apoyo del secretario de seguridad del estado, Alvar Cabeza de Vaca.

Microsoft Banner
Magarita Banner