13
Vie, Dic
39 New Articles

Golpe de Estado en Bolivia

Opinión
Tipografía
  • Muy chico Chico Mediano Grande Muy grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Luis Murat

Un golpe de Estado es la toma del poder legalmente establecido de forma repentina, violenta o no, por parte del ejercito, o de cualquier otro grupo de poder, sin importar las normas legales de sucesión del poder vigente.

En Bolivia ocurrió un golpe de Estado precisamente, que violó la Constitución y las leyes que de ella derivan. El Ejército y la Policía le comunicaron al Presidente, Evo Morales, que ya era el momento de irse a su casa. “Renuncie Presidente, a efecto de evitar más violencia y derramamiento de sangre”.

Evo Morales así lo hizo, y viajó a México siendo Presidente de Bolivia, al no haberse cumplido las normas jurídicas que la ley requiere para validar la renuncia de un Presidente. En tanto, el caos y los enfrentamientos continuaban antes de que el Congreso se reuniera para restablecer el orden constitucional para validar la renuncia del Presidente Morales; nombrar al presidente interino, quien deberá convocar a a elecciones extraordinarias. Horas después de la partida de Evo Morales a México una ex presentadora de televisión y ahora convertida en senadora se auto proclamó Presidenta de Bolivia, poco después el Congreso la nombró Presidenta interina oficialmente. Sus primeras declaraciones como mandataria fueron: “me dan pena los mexicanos”.

Evo Morales llegó a México protegido por el derecho de asilo, a fin de proteger su vida y las de sus colaboradores más cercanos, que fueron perseguidos, y sus casas incendiadas por las masas enloquecidas y drogadas por las hojas de coca.

Evo Morales gobernó a Bolivia por 14 años. Su ascenso al poder fue en el 2005 al ganar la presidencia con una mayoría del 54 por ciento de la votación.

Desde esa época, su adversario fue, Carlos Mesa, el mismo rival al que se enfrentó en las pasadas elecciones del 20 de octubre.

Durante el primer periodo de gobierno, Evo Morales, transformó a Bolivia al rescatarla de la pobreza extrema.

Evo, se entregó a la tarea de nacionalizar los recursos de hidrocarburos; al crecimiento económico con resultados extraordinarios que redujeron la pobreza extrema, y la inversión en el sector salud aumentó.

En el año 2008, Evo Morales fue ratificado en el poder por un referéndum revocatorio (¿les suena?) con más de un 60 por ciento de la votación reafirmando su permanencia en el poder en el año del 2009 con el 64 por ciento de los votos a su favor.

Durante esos periodos de gobierno Bolivia alcanzó notables niveles de desarrollo, los programas sociales se cumplieron al haberse aplicado la equidad en la distribución de la riqueza, dando prioridad a los sectores de la población menos favorecidos y vulnerables de la sociedad, como fueron los pueblos originarios y campesinos, datos de Telesur dan cuenta con estas cifras:

             La pobreza extrema se redujo más de la mitad en la ultima década, pasando de 38 a 17 por ciento entre 2006 y 2017.

             La cifra de de desempleo bajo de 8, 1 a 4.2por ciento durante se gestiona gubernamental.

             Según la Organización Mundial de la Salud, el presupuesto en Sanidad se aumentó entre 2007 y 2014 en un 173 por ciento, gracias al enfoque del Gobierno de Evo Morales.

             Se construyeron 1,206 unidades educativas para un total de 16,733.

             Más de 34 hospitales de segundo nivel y 1,061 nuevos establecimientos de salud han sido construidos en las ultimas décadas.

             La esperanza de vida subió de 64 a 71 años.

             El salario mínimo era de 440 bolivianos. Actualmente es de 2,060 bolivianos.

             El alcance de las instalaciones de gas a domicilio se extendió a mas de 8,000 hogares.

Sin duda, Bolivia salió de la pobreza extrema, pero entonces ¿Porqué el golpe de Estado?

Sucedió que Evo Morales decidió continuar en el poder y compitió por cuarta ocasión contra sus eternos rivales, Carlos Mesa y el jefe del Comité Cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, quienes al ser derrotados, según Morales, denunciaron un fraude electoral, toda vez que en la primera vuelta, Evo Morales, no alcanzó la ventaja de 10 puntos para no ir a la segunda vuelta.

Morales anunció que se repetirían las elecciones, pero las irregularidades habidas en las elecciones desbordaron las pasiones, y las manifestaciones callejeras estallaron, a instancias de Mesa y Camacho, contra los seguidores de Evo Morales, más los infiltrados de Estados Unidos, la iglesia católica, China y Rusia.

Aferrarse al poder, perder el paso del tiempo, no dar oportunidad a nuevos dirigentes, creer que la verdad y la razón solo están de parte del gobernante, que no acepta que sus tiempos terminaron, conduce a esta amarga derrota que Evo Morales vive, en un exilio forzado en México.

De reconocimiento mundial y admiración de la nación hubiera ocurrido, si el Presidente Morales no hubiera competido en las elecciones del 20 de octubre, respetado la Constitución y la democracia.

Aferrarse al poder trae consecuencias.

@luis_murat

Microsoft Banner
Magarita Banner