21
Jue, Nov
49 New Articles

Márquez coloca a Junquera en el Poder Judicial

Opinión
Tipografía
  • Muy chico Chico Mediano Grande Muy grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Arnoldo Cuéllar, publicado en www.poplab.mx

A través de su delfín, mediante una "terna de uno", el ex gobernador cumple una promesa para premiar a un Ombudsman cómodo al poder

Siguiendo el plan trazado por Miguel Márquez y operado por Juana de la Cruz Martínez desde su privilegiada posición en la antesala de Diego Sinhue Rodríguez, este miércoles el secretario de gobierno Luis Ernesto Ayala turnó al Congreso una terna para designar magistrado propietario del Poder Judicial, donde sobresale el ex secretario de Gobierno Gustavo Rodríguez Junquera.

Como se volvió ya costumbre en el PAN de Guanajuato, se trata de la famosa “terna de uno”, donde hay un predesignado y dos acompañantes honoríficos, cumpliendo la letra de la ley, pero no su sustancia, como se estila en México desde tiempos del porfiriato.

Rodríguez Junquera no oculta su pertenencia, este viernes participará en un desayuno donde, precisamente a instancias suyas, el invitado de honor es Miguel Márquez Márquez, con ocasión de la reunión mensual del consejo editorial de un medio local.

Márquez Márquez no pierde ocasión de seguir vigente en el escenario político local, con algo que podríamos definir como desesperada nostalgia del poder. Y aunque ya le resulta incómodo a Diego Sinhue y sobre todo a su operador estrella, Juan Carlos Alcántara, el férreo círculo de influencia que mantiene en el Poder Ejecutivo no dejan que esa animadversión tenga consecuencias políticas.

En otros tiempos, de mayor ortodoxia política, el hecho de que Rodríguez Junquera se atreviera a promover a su ex jefe en la misma semana en que el nuevo gobernador lo favorece con un dedazo disfrazado de proceso electivo para ir a un cargo donde cobrará 195 mil pesos brutos y tendrá un encargo de 7 años susceptible de refrendarse por un lapso igual, sería sumamente riesgoso.

Ahora no pasa nada y así el grupo de Miguel Márquez extiende sus tentáculos que ya están bien afianzados en el Poder Ejecutivo y en el Legislativo, para fortalecerlos en el Poder Judicial.

A Rodríguez Junquera le están pagando no solo su anuente actuación como Procurador de los Derechos Humanos, sino la tremenda hazaña de haber encontrado a un sucesor aún más gris, frívolo y entregado al poder de lo que él fue. El inefable Raúl Montero de Alba.

Rodríguez Junquera fue el “ombudsman” que se tardó tres años en resolver la denuncia de la universitaria Isabel Puente Gallardo, de septiembre de 2014 a mediados de 2017, solo para concluir en una recomendación que nunca mencionó a la víctima ni al victimario y que derivó a recomendaciones generales que, por lo visto, no le han servido de mucho a la Universidad de Guanajuato.

Rodríguez Junquera resolvió sus casos con cálculo político procurando mantenerse cerca de sus valedores panistas: Fernando Torres Graciano, Juana de la Cruz Martínez y Miguel Márquez. Hoy recibe su premio con esta tardía pero suculenta magistratura, después de haber prestado servicios como secretario de gobierno en el último tramo del mandato de Márquez.

Resulta además muy ejemplificativo del proceso de simulación que constituye la integración de la terna, el hecho de que los dos acompañantes de Rodríguez Junquera sean abogados sin especialidad en la materia penal: Vicente Vázquez Bustos trabaja en la Coordinación Jurídica del Gobierno Estatal y antes estuvo en el Congreso, su especialidad es más bien el derecho administrativo; Rogelio Meza Amao es secretario del Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil, en el Poder Judicial Federal.

Diego Sinhue empieza a sentirse incómodo con el protagonismo de Márquez, pero él mismo sigue el nudo en torno a su garganta; Juan Carlos Alcántara alcanza a ver el peligro que representa el ex gobernador para afianzar el titubeante inicio de Diego, pero se queda sin instrumentos cuando lo rodean de marquistas, algunos de ellos metidos en su mismísima antesala.

Así nomás no se puede.