14
Lun, Oct
27 New Articles

Ciudadanos arropan a los miles de estudiantes que por segundo día toman las calles de Celaya

Opinión
Tipografía
  • Muy chico Chico Mediano Grande Muy grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

POPLAB, publicado en www.poplab.mx

"Por Ceci, por Gabo, por Francis, por todos los que han matado. Quiero estudiar sin miedo, quiero estudiar sin miedo" retumba la multitud

* Con información de Edith Domínguez, Carmen Pizano y Martha Silva

Ante la violencia e inseguridad que padece el municipio de Celaya, estudiantes de siete instituciones educativas, encabezadas por el Tecnológico Nacional de México, tomaron las principales vialidades de la ciudad para exigir seguridad para toda la sociedad y justicia para los jóvenes estudiantes que han sido asesinados.

Alrededor de 14 mil personas, en su mayoría estudiantes, recorrieron por segundo día consecutivo las calles del centro de Celaya con la exigencia “queremos graduación, no funeral”,. La movilización se da por segundo día consecutivo, tras el asesinato del alumno del TNM (antes conocido como Instituto Tecnológico de Celaya), Gabriel Luna Ibarra, quien recibió varias heridas con arma blanca al ser asaltado saliendo de la institución educativa.

 

Capturas de pantalla: Ágora Informativo

 

Las muestras de apoyo y solidaridad dejaron verse desde diferentes sectores de la sociedad. Las campanas de las Iglesias repicaron al paso de los jóvenes, después de que el propio Obispo Benjamín Castillo Plascencia denunciara que en un día al menos 20 sacerdotes recibieron llamadas de extorsión.

En el aniversario número 51 del movimiento estudiantil de 1968 en la Ciudad de México, alumnos del Tecnológico Nacional de México en Celaya, la Universidad Politécnica de Guanajuato, el Conservatorio de Música de Celaya, del Tecnológico Roque, de la Universidad Politécnica de Juventino Rosas, la UNITESBA, la Universidad Latina, la Universidad de León campus Celaya y la Universidad de Guanajuato, la Preparatoria Oficial, entre otras, se apropiaron de las calles para reclamar la inacción de las autoridades locales frente a la violencia e inseguridad que no solo ha afectado a la comunidad estudiantil, sino a comerciantes y empresarios.

Toman calles del primer cuadro de la ciudad

Tenían que ser ellos, los jóvenes. “En Celaya nos matan, Paniagua no hace nada”, coreaban los estudiantes durante la marcha pacífica organizada por alumnos y directivos del Tecnológico Nacional de México en Celaya.

 

 

Pudo más el coraje que el miedo. La ciudad prácticamente se encontraba paralizada y no había expresiones sobre el tema en público, luego de que hace unas semanas se realizara la última protesta por las calles y frente a presidencia, en la que comerciantes se quejaron de las extorsiones. Horas después, al menos dos negocios, una tortillería y un negocio de materiales, fueron atacados. Tres mujeres y un hombre murieron.

Desde entonces, el terror se apoderó de todos, que se sentían impotentes ante los robos, los asaltos, los secuestros y las extorsiones.

Tuvo que pasar un asesinato más, el de un estudiante de Ingeniería Industrial, destacado deportista, integrante del equipo de voleibol del TNM y de Borregos de Cortazar, municipio de donde era originario. El joven de 25 años ni siquiera se resistió al asalto, entregó su celular y su computadora, aún así fue apuñalado y murió horas después en el hospital.

Y los linces dijeron "Ni uno más" y salieron el lunes a las calles. Pero es tanta su indignación y, lo han reconocido, su miedo a ser el próximo, que volvieron a lanzar la convocatoria para manifestarse públicamente hoy miércoles ante las autoridades pero también ante la delincuencia, plantarle cara.

"Que nos vengan a ver, que nos vengan a ver, que esta es una marcha para salir seguro del Tec".

El nombre de la institución fue lo de menos, hoy no importó cuál universidad representaban, todos se hicieron uno, incluso personal docente, padres, madres, mujeres, niños marcharon, "Ni uno más, ni uno más, ni un asesinado más".

 

El apoyo brindado desde fuera de México. Fotos: especiales

 

La ciudad no los dejó solos. Hombres y mujeres dejaron sus quehaceres y se unieron a los estudiantes. Las iglesias por donde transitaron los muchachos repicaron sus campanas, en el templo de San Antonio, los vehículos, camiones y tráilers sonaron sus bocinas. Trascendió que el tren que pasaría a las 13:15 con corrida México-Laredo sonaría sus claxon cuando pasara por Celaya y lo llería activo mientras recorriera toda la ciudad, según un comunicado del sindicato de ferrocarrileros.

Un momento muy emotivo fue cuando jóvenes de la escuela de Música interpretaron la canción "Va pensiero", el coro de esclavos de la ópera Nabucco, de Verdi, que con los años ha comenzado a usarse (incluso fuera de Italia) para lamentar la falta de libertad de un pueblo.

 

 

Pero no todos los actos fueron de solidaridad.

Cuando los chavos gritaron “En dónde están los policías que nos iban a cuidar”, oficiales de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado se pararon a tomarles fotos, sin embargo, hasta ellos llegaron directivos del Tec para cuestionarlos.

 

 

Este 2 de octubre pasará a formar parte de la historia de la ciudad, cuando un río de miles de personas, la mayoría, estudiantes, tuvieron el valor de gritar en público cosas que antes se decían en privado.

"¿Qué queremos? ¡Justicia, justicia, justicia!", la marcha se desarrolló pacíficamente por las calles pero los gritos eran a voz de cuello: "Ni uno más, ni uno más", "Elvira Paniagua no sirves para nada", "Elvira Paniagua / no amas a Celaya", fueron las consignas, con banderas blancas al frente.

Al llegar los punteros al centro de la ciudad, ya los esperaba un contingene de apoyo.

 

Foto: @almaBR17

 

"Por Ceci, por Gabo, por Francis, por todos los que han matado. Quiero estudiar sin miedo, quiero estudiar sin miedo" retumbaba la multitud frente a presidencia municipal, "la casa del pueblo".

Igual, pacíficamente, los jóvenes dejaron tapizado de cartulinas y mensajes tanto el kiosko como la fachada del edificio de presidencia.

Adentro, la fuente del patio de Presidencia fue tapizada también, con exigencias. Sentados en círculo, para las 15:10 horas, esperaban impacientes pero tranquilos, firmes, la salida de la alcaldesa, reunida con representantes de universidades. "¡Que salga Elvira!", era el grito a una sola voz.

A Elvira le duele el "lamentable fallecimiento" de Gabriel

La alcaldesa Elvira Paniagua, poco antes de las 11 a.m. (previo a la marcha) emitió un mensaje en video para los celayenses, a quienes se dirigió en su calidad de presidenta municipal pero también como ciudadana: "Lo que está pasando con la inseguridad nos lastima a todos".

Se dijo indignada por el "lamentable fallecimiento" del joven Gabriel Luna y aseguró a la familia, amigos y comunidad estudiantil que el hecho no les es ajeno. "Nadie en Celaya debería sufrir los hechos que han venido ocurriendo", pero aseguró que ella y su administración siempre han estado del lado de los ciudadanos. Dijo también "que no les quepa duda" que han puesto "todo su esfuerzo y dedicación" para acabar con la problemática de la inseguridad.

 

 

"Yo estoy de su lado, pero necesito que estén conmigo", fue su llamado a la unidad. De los jóvenes estudiantes, reconoció su valentía, y como en Guanajuato hay libertad de expresión, "yo siempre apoyaré las expresiones de la ciudadanía", esto, en referencia a los dos días de marchas en la ciudad.

Y aunque en el video mencionó que ya se había reunido con autoridades del Tec de Celaya, de gobierno del estado, de la Fiscalía del Estado y de la federación, su equipo de prensa informó que para la 1 de la tarde se encontraba nuevamente en reunión con representantes de las universidades que participaron en la marcha, sin embargo, a las 3 p.m. todavía se escuchan los gritos de estudiantes afuera, cerca de 700, con la exigencia para que salga y se reúna (también) con ellos.

En presidencia municipal se suspendió la jornada laboral de hoy por la manifestación estudiantil, que pese al ruido se ha realizado en forma pacífica.

Microsoft Banner
Magarita Banner